Proyección continental

Invitación a la continuidad.

La revista QAWAQ continuará publicándose con mejoras importantes de formato y contenido. Este es el desafío que asumo, confiando en que coincido con el sentir de todos los colaboradores minkantes. Así mismo estoy proponiendo enlazar participantes de naciones de todo el continente, la tierra de la serpiente sagrada (desde la tierra del fuego en Chile hasta la cordillera de Denali en Alaska), que sin necesidad de atribuirse representaciones ficticias, vinculen en esta labor a su colectividad ancestral inmediata, haciendo llegar la revista y su mensaje a la mayor cantidad posible de lectores y difusores. La revista no nació para extraviarse en un laberinto de palabras bonitas, estimular el egocentrismo de intelectuales ni buscar el rating o la fama en el mercado capitalista a costa de sus contenidos. Si no llega a la mente y corazón de nuestros hermanos, si no siembra modo de vida ancestral individual y colectivamente para cosechar individual y colectivamente modo de vida ancestral, entonces no tendría razón para ser ni existir.

A estas alturas, ya todos quienes han compartido esta labor conmigo saben que la propuesta de QAWAQ es no solo ajena sino contraria a toda forma de política o ambiciones de poder político, pues ésta no solo está intrínsecamente ligada a la opresión, como el arte profesional de la mentira para la preservación del sistema colonialista, sino que es una enfermedad que nos trajo Francisco Pizarro y todo lo que él representa, de manera que si no logramos curarnos de esta enfermedad, no podremos volver a ser libres. Por eso queremos excluir toda forma de discurso político para poder empezar a recuperar nuestras culturas ancestrales, construir autogobierno, autonomía y autosuficiencia individual y colectiva, en todos los aspectos de la vida, para volver a fructificarla.

Ha llegado el momento de construir un emprendimiento autosostenido y de largo aliento. Para ello, me gustaría contar con los hermanos y hermanas en la Madre Tierrra, que sinceramente estén restaurando su propio entorno colectivo ancestral, y deseen participar con responsabilidad libremente asumida, en esta aventura que incluye la recreación de relaciones de intercambio de experiencias y valores dentro del modo de vida ancestral del que somos herederos.

Este proyecto supone organización y coherencia, y ahora esta es imprescindible para garantizar su continuidad. ¿Qué forma de organización necesitamos?: Partidaria: No. Religiosa: No. Empresarial privada usurera: No. Organismo no gubernamental dependiente de fundaciones extranjeras (ONG): No. Entonces ¿cómo?: Como se organizaron nuestros ancestros, en colectividades autosuficientes y autosostenidas de respeto mutuo, armonía, balance, equilibrio y encariñamiento. En Ayllus verdaderos, basados en los principios esprirituales fundamentales de nuestro modo de vida ancestral.

Estas propuestas de acuerdo colectivo, necesitan ser conversadas a profundidad con quienes de verdad deseen continuar en la Minka que he persistido desde el 2001 con la aparición del primer numero de QAWAQ, que se quedo allí sin poder continuar por falta de maduración, hasta el 2008 que la retomamos para continuar regularmente las 50 ediciones. Todos estos años de experiencia han significado avances y tambienn tropiesos, aciertos y tambien errores, lo cual deja un extraordinario balance de enseñanzas que sería bueno nos sirvan para dar un salto de calidad, en la dirección y sentido del Pachakutiy, no de los requerimientos del sistema colonialista actual.

Esta breve comunicación es una invitación a todas las hermanas y hermanos interesados en formar parte de esta casa y esta labor de recuperación y difusión de nuestras culturas ancestrales de Abya Yala, que también la supimos nombrar desde aquí, como AmaruPacha o Amarupa.

Espero tu comunicación de respuesta a el correo electrónico que tengo en esta casa: Juantincopa@qawaq.net

Como esta pagina esta aún en proceso de reconstrucción te puedes comunicar también a: Pachikucha@protonmail.com

Tu respuesta puede adelantar ideas y propuestas a conversar, para juntos dar el siguiente paso: Asistir (por tus propios medios) y participar en el Encuentro QAWAQ, en donde podamos celebrar nuestro Doceavo Aniversario y al mismo tiempo proyectar y acordar la nueva etapa en la continuidad de nuestra revista.

El tiempo y los plazos caminan sin prisa ni pausa. Al ritmo del corazón de la tierra.

Recordando a nuestro Inka Tupak Amaru II

Juan Francisco Tincopa Calle

4 de Noviembre del 2019.

COLECCION QAWAQ: 50 ediciones

https://issuu.com/qawaq4